martes, 1 de junio de 2010

La mejor almohada que jamás encontré...

La mejor almohada que jamás encontré, …es tu pecho.

Allí donde mi cabeza reposa llena de sueños, llena de deseos, llena de ti.
Donde mis dedos se enredan y juegan en la inmensidad de un jardín plantado especialmente para mí.

Tu pecho, aquel que se une junto al mío en los momentos que, tu y yo, navegamos anclados al ritmo de la pasión y el desenfreno, del éxtasis; de la locura que nos embarga cuando tú y yo damos rienda suelta a nuestros sentimientos.

Allí donde mis labios dejan huella a cada paso, con cada uno de mis besos, buscando lugares para saciar mi sed… ¡sed a ti!

Donde mis manos escriben el guión perfecto cada vez que hacemos el amor.

…Y huelo a ti, y siento el palpitar de tu corazón en tu pecho, y… ¡muero de deseos!
Abrázame, ¡lo necesito tanto! Quiero sentir ese abrazo junto a ti, junto a tu pecho.

¿Te he dicho lo que me gusta tu pecho?

Y… ¿te he dicho lo que me gustas tú?

No hay comentarios:

Publicar un comentario