viernes, 29 de marzo de 2013

Carta a la vida...


Carta a la vida…

Nacemos para más tarde morir, y mientras tanto, nos olvidamos de vivir.

Yo no quisiera jamás morir. No es que tema a la muerte, no. Ni a los años que van pasando y llenan de arrugas mi piel… mi alma sigue siendo joven, lo noto así. Siempre he temido no vivir la vida lo suficiente.
Hay veces que me detengo entre pensamientos haciendo un balance de mis días. Y he de decir que no cambiaría ni una coma de todo lo que he vivido hasta el día de hoy. Ni siquiera las tristezas que me han abrazado. Ni siquiera el silencio que me abrigó hace diez años cuando mi esposa falleció. Todas las lágrimas que vertí por ella llevaban impresas ciertas sonrisas. Fui feliz a su lado y viví, viví la vida intensamente como merecemos todos hacer… porque aprendí a hacerlo. La soledad no me vino entonces a buscar; fui yo quien fue a por ella, consciente de que de esa manera todos los recuerdos a su lado jamás serían olvidados. El silencio hizo de mí la mejor de las medicinas. Y desde entonces no hay día que yo la tenga siempre presente en mi memoria… con la mayor de las alegrías. Como a todos los amigos que de mi lado ya se han ido. La vida es así de caprichosa; te da y un buen día te quita. Todos nacemos… y todos vamos a morir. Así de cruel suena, pero totalmente verdadero. Para nada somos conscientes de ello y por eso muchos de nosotros nos olvidamos de vivir. Aunque lo que nunca llegaré a entender es porque hay gente ‘joven’ que se queda en el camino. He preguntado tantas veces a la vida el por qué y, aún ella, no ha sabido que respuesta darme. Todo son lecciones, pero algunas duelen, vaya sí duelen.
Decidí  en su día hacer un pacto con la vida… que yo la iba a vivir intensamente si ella me prometía que, si yo me equivocaba, siempre iba a tener una nueva oportunidad. Y puedo decir a mis noventa años que así ha sido. He reído, he llorado, he vivido, he sentido, he jugado, me he caído y, he vuelto a empezar.
Yo no quisiera jamás morir… yo quisiera seguir viviendo eternamente. Pero sé que acabaré marchando de este mundo porque la vida se presenta así. Aunque ahora sé que podré hacerlo de la manera más feliz. Que he vivido plenamente todo lo que he querido. Que he amado todo lo que he sabido. Que he luchado por mis sueños y mi gente, que he luchado por mí también. Que he logrado hacer de mis días un camino de rosas… sin olvidar que toda rosa tiene sus espinas. Y que realmente la belleza pronunciada de sus pétalos no sería la misma si no tuviera en cuenta cada una de ellas.
Para amar completamente debes amar primero las imperfecciones. Si solo te fijas en lo superficial, ese amor está destinado a morir. La vida es este amor incondicional… hay que aprender a vivirla amándola plenamente desde el corazón; con todo lo que eso conlleva.
La vida siempre se presenta llena de nuevas oportunidades. Lo que nunca sabemos es que día tocará a nuestro fin. Por eso yo te digo, mientras tanto, aprovecha cada segundo para vivirla plenamente. y no te olvides de ser feliz.

No quiero que el día de mañana se me recuerde por mis logros. Quiero que el día de mañana se me recuerde porque he sido un hombre capaz de vivir la vida, que he sido feliz y que he sabido hacer feliz a la gente de mi alrededor. Con eso me conformo, no pido más.

¡Abrázate a la VIDA!




(Carta a la vida, 2013)


martes, 26 de marzo de 2013

Pensamientos mil...


A veces pienso, siento, me expreso… sin más.


Pensamientos mil…


Sabes, hay veces que busco algo sin saber el qué. Consumo cada segundo del tiempo en hacer de las sensaciones mi modo de vida. No te busco a ti, o quizá sí. No busco nada que sea del otro mundo. Simplemente algo que haga de mis días un qué especial. Y no pretendo ser la oveja de un rebaño; yo soy yo y, tú eres tú… así, imperfecta tal cual, imperfecto tal cual. Busco algo que me haga feliz… un color, un sabor, un aroma, un instante, un simple paisaje. Y mi dicha es saber que casi siempre lo consigo. Qué más da si el día es gris si siempre hay un sol que luce igual de bien con cada estación. Me da a mí que la primavera es sincera cuando muestra ante mí sus colores  y acaba regalándome  su manto de flores. Qué más da si las lágrimas acarician mis mejillas, o si la vida ha decidido que hoy no me sonríe… ya lo haré yo. Rebuscaré entre los colores la alegría y, si hace falta, pintaré cualquier instante que me haga feliz. Aunque pensándolo bien, dejar un hueco a la tristeza no me hará ningún mal si sé que solo se trata de un billete de ida y vuelta. La vida no solo es plantar un árbol, escribir un libro o tener hijos. La vida da para mucho más. La vida es un viaje hacia lo que nos hace feliz, y la felicidad no depende de los demás. No te busco a ti, o quizá sí. Sabes, a veces pienso  que todo es tan complicado… y en el fondo sé que no lo es. Las cosas simples ante nuestro mirar son las más bellas… y yo busco esos momentos también. Te pienso infinito. Te busco sin límites. Te quiero absoluto. Eres tú lo que yo busco, seas lo que seas… Eres tú, pasión…  pasión infinita, pasión sin límites, pasión absoluta.
Solo busco algo y hoy también lo encontré.

Sabes, hay veces que busco algo sin saber el qué…
y hoy encontré mi pluma, sin saber, pero sabiéndolo también. Todo tiene un por qué.





(Pensamientos mil, 2013)


domingo, 24 de marzo de 2013

Soy pluma...

© Retrato pintado por e-MARKUS.
(www.artextrem.com)


Déjame ser la pluma que escriba poesía 
sobre tu piel…”




Soy pluma…

Hoy me apetece que se pronuncien mis manos.
Hoy el deseo quiere ser tocado.
Y mi piel grita por encima de todo
sin aquellos miedos del pasado.
Hoy soy esa mujer que pretende
anunciar la palabra.
Y dejarse llevar por aquellos versos
que piden ser rescatados.
Hoy no voy a llorar;
sigo siendo esa pluma en tu piel…
anunciando mi llegada.



(Soy pluma, 2013)


miércoles, 20 de marzo de 2013

Reflejo...


Alguien me observa y no sé quién es. Bajo ese atento mirar se dibuja una tímida sonrisa. Y yo le sonrío también. Su boca despierta esboza una palabra que no logro escuchar. Y me abrazo largo y tendido entre pensamientos de papel. Una luz, un halo se dibuja en su tez; iluminada por un sol de primavera. Y entonces recuerdo que ya no es invierno en el calendario. Huelo a café, a nostalgia tal vez y a un presente no muy lejano. Me acomodo en el ambiente y aprovecho para apartarme un mechón de mi cabello. Y es entonces cuando siento una caricia cerca de mi cara;  y no tengo miedo. El silencio se apiada de mí y de esa imagen a través del espejo. Sigo sin saber quién es.


___


¿Cuántas veces no nos reconocemos frente al espejo? ¿Cuántas veces olvidamos quienes somos de verdad?  ¿Cuántas veces perdemos la autoestima y no nos damos cuenta de que nosotros formamos parte importante también de este mundo? ¿Cuántas veces? Aunque no siempre es así… Abrázate al presente y empieza a creer en ti.




(Reflejo, 2013)

lunes, 18 de marzo de 2013

El teu alè...

No hi ha millor paraigües que l’aixopluc de les teves paraules.

Fa temps que el silenci només mossega…



(El teu alè, 2013)




Traducción al castellano 
“No hay mejor paraguas que el aliento de tus palabras.
Hace tiempo que el silencio solo muerde…”

(Tu aliento)

miércoles, 13 de marzo de 2013

Soledad ‘mon amour’…


Llámalo Soledad, Juan o María. Llámalo un sueño también…
Soledad puede ser la esperanza que emerge del hoy y, mañana quizá, un destino vacío de ausencia infinita. Nada es lo que parece. A veces las cosas tienen doble sentido… Dime tú, con que ojos del alma miras. 





Soledad ‘mon amour’…


A través del tiempo, del mar y del viento.
A través de un pasaje puro pero incierto.
A través de él… sombras de papel.
Y me detengo en las horas, en sueños.
Y me abrazo a las olas, mojadas.
Y me agito suave, como la brisa.
Y lágrimas de sal.
A través del tiempo, del mar y del viento.
A través de él…

…existe un puerto llamado Soledad.
Y navego hacia a ti.





(Soledad ‘mon amour’, 2013)


domingo, 10 de marzo de 2013

Alas en el tiempo...


Que ignorancia la mía;
olvidé por completo mis alas.

¡Cómo quema el asfalto bajo mis pies!



(Alas en el tiempo, 2013)

viernes, 8 de marzo de 2013

Morena mía...



Del fruto del olivo son tus ojos niña guapa.

Y tu piel color canela.
Y tu piel de tez serena.

Del fruto del olivo y del almendro niña guapa,
son tus ojos dos luceros sonriendo.

Y es tu boca terciopelo.
Y tus labios caramelo.
Y tus besos son deseo.

Del fruto del olivo y de la tierra
es tu esencia, niña guapa, primavera.

Y es tu blusa escotá.
Y tu falda arremangá.
Y tu melena bien peiná.

Del fruto del olivo y de sus flores,
dos horquillas, pa tu pelo, lucirán.

Y tus zapatos de tacón.
Y tus andares de viene y va.
Y tus paseos de aquí y de allá

Ay mi niña, ¡ay!
¡qué me tienes loco y enamorao!

El fruto del olivo, aceitunas,
y de esta tierra niña guapa,
eres tú, morena mía…
 la más salá, de entre todas ellas.




(Morena mía, 2013)



No es para mí, es para ti, tú, que me lees...

jueves, 7 de marzo de 2013

Diálogo con el silencio...




Silencio.
Absoluto e impoluto silencio.

Y una pausa para escuchar.


Calla.
Por favor, calla.
Que el silencio no se ha hecho para molestar.

Escucha.
Por favor, escucha.
Que el silencio pide a gritos toda tu atención.

Habla.
Por favor, habla.
¿A caso no te das cuenta que el silencio te pregunta?


Silencio una vez más.


Mira.
Por favor, mira.
Y ahora piensa, ¿qué vas a decir?


No te calles, esta vez…
te toca a ti.





La importancia del silencio, del respeto, del turno de palabra. La importancia de dejar hablar y de escuchar, de que te dejen hablar y de que te escuchen. La importancia del diálogo por sí mismo, de un café en buena compañía, de momentos de silencio, de recuerdos compartidos. La importancia de todo eso y, de mucho más…





(Diálogo con el silencio, 2013)

Paraguas de color...


Pensamientos de una mañana de lluvia cualquiera…


Paraguas de color


Si cada lágrima cuenta su historia,
yo me pregunto:

-¿cuántas historias habrá por contar en cada gota de lluvia?

Es por esto, que he decidido hacer un pacto con la lluvia.
Yo la dejo caer, y ella, mientras tanto,
me va contando sus historias.

Voy a por mi pluma.
Mañana ya saldrá el sol…

Hoy,
no te olvides de coger tu paraguas de color.

Sigue lloviendo sobre mojado.





(Paraguas de color, 2013)

lunes, 4 de marzo de 2013

No te detengas...


No te detengas…


El tiempo era todo lo que me quedaba.

Y todo lo que me quedaba ni siquiera me pertenecía.

Era mi vida lo que yo sí tenía.
Era mi vida lo que yo más quería.
Y era el tiempo lo que yo más necesitaba.

Pero un día el reloj se paró.

No me gusta el silencio cuando calla…



_____


No te detengas. No dejes nunca vencerte por el miedo. Deja que sea el silencio quien hable (incluso por ti) y sigue, por favor sigue, y no te detengas. No hay camino más ágil que el que tu fuerza consiga hacerte avanzar. Sé fuerte y tenaz, y no pierdas ni un segundo más. Dale cuerda a tu reloj… aún queda camino por recorrer.
Una vez más; el tiempo no se detiene…




(No te detengas, 2013)


viernes, 1 de marzo de 2013

Eres mi todo...

Eres parte visible de mis entrañas.
Todo lo demás…  


                   un punto y aparte.



Por todas esas personas ‘amadas’ que forman parte de nuestra vida, sean cuales sean… y por esos momentos con ellas que se concentran en instantes que perdurarán siempre en el calendario de nuestros días. Todo lo demás… un punto y aparte.  
Llueve, hace frío y el día es gris… pero siempre hay un motivo por el cual sonreír. El tiempo no se detiene…




(Eres mi todo, 2013)