Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2011

Rosa...

Imagen
Apareces tímida, esbelta, mujer. Silueta perfecta, embriagando mi ser. Apareces tú, bella flor, asomada al balcón del amor. Regalando tu presencia, hermosa, selecta, toda inspiración. Y te vistes hoy de rojo pasión. Caricias de terciopelo, que penetran en el fondo de mi corazón. Y mañana, alegre, pétalos amarillos despuntan igual que la luz del sol. Resplandeces en mi mirada, sublime, atractiva, especial. Y al tacto de mis manos, delicada,

Tinto sensual...

Imagen
Quiero ser vino en tu boca. Sentir tu calor especial. Tu frescor natural. Impregnarme de ti. Saborearte hasta el fin. Emborrachar mi locura. Desatar tu cordura. Ahogarme en tus labios. Derramarme en tu cuello. Vaciarme en tu cuerpo. Quiero ser vino en tu boca. Tinto. Sensual. Dulce. Pasional. Intenso. Frutal.
Y envolverte, seduciéndote… ¡hasta la explosión final!



(16 Febrero 2011)

Amante...

Imagen
Enamórame con un beso.  Enamórame en silencio y deja que sea la noche la que hable…

Se viste la noche de gala y tú, desnudo, me abrazas cual manto de terciopelo perfumando mi piel con tu aroma, abrigando mi ser con un beso… ¡tu beso!
Invade la locura, presa de lujuria. Se enredan los sueños entre el beso y los deseos. Te pierdes, anhelando mi cuerpo con afán, …oliendo a delirio y a rosas.
Tú, capitán sin navío. Yo, barco velero a la deriva. Tus brazos los remos, mi cuerpo la nave, …y anclado a mí, navegas por curvas remando sin fin. Y te aferras, en la inmensidad del vaivén de las olas. Preso, rehén, amante sumiso sediento de amor, …¡sediento de mí!
Y susurras mi nombre a cada momento, a cada suspiro…
Placer, que se transforma en gemidos. Gemidos, que se ahogan en suspiros. Suspiros, que se pierden con un beso. Beso, que se convierte en deseo. Deseo, que se esconde en tu cuerpo. Cuerpo… rendido al encuentro, rendido al momento, ¡rendido ante mí!
Rendido, Agotado, Vencido, ¡Amándome!
Se viste la n…

Muerde el deseo...

Imagen
Muerde el deseo
las ganas de amarte. Muerde el deseo caricias en celo. Muerde, perenne, rendido a tu cuerpo. Se hace presente, perfume, recuerdo, se hace deseo. Se vuelve pecado, atrapa tu halo, encierra tu nombre, regresa a tu lado… por siempre, …hechizado. Y desnudos, muerde el deseo cegado en ti, cegado en mí. Vagando sin freno por curvas, sereno. Perdido en suspiros. Tatuado en mi sino. Aferrado a tu lecho. Prendido en mi pecho. Muerde el deseo, ardiente, derramándose en ti, ...
¡derramándose, en mi piel!



(2 Febrero 2011)