miércoles, 29 de septiembre de 2010

Muriendo por dentro...



Los días tienen el mismo color,
confundiendo al mismo sol.

Negros se tornaron los sueños
oscureciendo su color.

Negro es el lamento
que se esconde en mi interior.

Y se escapa de mis manos la razón.

Y tus  besos pierden todo su sabor.

Tú te vas sin más
y me dejas ahogada en lágrimas de sal.

Muriendo por dentro.

Y es que tu recuerdo me rompe el corazón…

No hay comentarios:

Publicar un comentario