jueves, 9 de diciembre de 2010

Esencias...


"Enamórate de mí, lentamente, sin prisas y en silencio. Y no te confundas, no soy un sueño... soy la realidad de tus días."



"Dormirme en tus brazos, acurrucada, para amanecer en tus labios y besar la realidad de un sueño junto a ti..."


"Mis manos se acostumbraron al tacto de tu piel. A recorrer cada sentir. A reconocer cada rincón de tu vivir… ¡y a amar!"


"Lee entre mis curvas lo que no está escrito en mis labios, despierta de ese sueño y siente cada palabra que mi cuerpo esconde… ¡solo para ti!"


"El espacio reservado entre nuestros labios se perdió en un suspiro..."


"Tápame con tu deseo... ¡abriga mi piel!"


"Oh, mi amor... deshazte en deseos, ¡abraza mi esencia!"




2 comentarios:

  1. Hay silencios que comunican más que las palabras. Entre otras cosas porque no todo es verbalizable.
    Ciertamente la piel tiene su lenguaje, un braille especial que podemos leer con las manos, que a su vez emiten esa energía que con tanta facilidad nuestra piel capta y se produce un entendimiento tan sencillo como complicado es de explicar.
    intimista, elegante, sencilla y sublime
    un gozo leerte
    mil besos

    ResponderEliminar