viernes, 21 de enero de 2011

El abrigo de tu Boca... (II)

Más allá del abrigo de tu boca
el suspiro se vuelve silencio
y el silencio se torna gemido.

Seducen tus labios mi cuello
susurrando caricias de terciopelo.

Seducen mis labios tu cuello
elevándote más allá del cielo.

Y despiertas, sediento,
bebiendo de la copa de mis senos.

¡Amando mi nombre!

Abrigando de sueños húmedos
nuestros más íntimos deseos.

Y te revuelves entre mis curvas.
Y aparezco entre tus labios.
Y te meces entre mis brazos.

…¡Amándonos!

Y deslizas, la yema de tus dedos
por  debajo del límite de mi vientre
…acunando mis suspiros.

Calor que derrite tus sentidos.

Caricias que desatan mis gemidos.

Y te pierdes, entre sábanas blancas,
arropando tus nalgas entre las mías.

Lujuria que invade el espacio.

Y me invitas, en silencio,
al galope desbocado de tus anhelos.

…¡Haciéndome Tuya!

Amándome…
¡más allá del abrigo de tu boca!

Y renaces, extasiado,
…abrazado a mí.

Sabiendo que existe la vida
desde la primera vez que tú…

…¡abrigaste mis labios!



(21 Enero 2011)


2 comentarios: