Torrente de pasión...


Y ceñido a mi cuerpo anida tu esperanza,
presa ella, preso tú… 
encadenada yo a tus anhelos, a tu destino,
habitando tu espacio a mi semblanza.
Y no imagino mis días sin tus sentidos.
Y no imagino mi cuerpo perdido sin ti.
Me elevo gloriosa con tus gemidos
y desciendo a ti, esclava,
sabiéndome condenada por siempre
…¡a tus deseos!





( 3 Marzo 2011)



Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Com dir-te t'estimo...

m e t A M O R f o s i...

Temptacions...