Amaneciendo entre tus brazos...


Despierta, la madrugada, habla en silencio…
huele a ti, a mí; 
huele a delirio y a rosas. 
Despierta se ciñe y se muestra ardiente... 
Y amanece el día, 
dormido, 
dormido tú, dormida yo,
...
¡enlazados los dos!





(1 Mayo 2011)

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Com dir-te t'estimo...

m e t A M O R f o s i...

Temptacions...