domingo, 3 de julio de 2011

Dulce, tierno… beso a beso.


"No solo nuestras manos son las que acarician. 
Los besos son caricias que provienen desde el fondo de nuestra alma. Mucho antes que nuestros labios sellen los labios de la persona amada, las miradas ya se han besado. Pero mucho antes, las palabras ya lo han hecho también. Y es que en cada palabra, en cada frase, se esconden multitud de sensaciones que antes de cualquier contacto físico que puedas tener, te pueden llegar a hacer hasta el amor.
Siente, acaricia, y vívelo intensamente… palabra a palabra, mirada a mirada, beso a beso."



Dulce, tierno… beso a beso.



Delirios cautivos se enredan,
con ansia,
en el borde de mi boca.
Desean las ganas, tus labios y el beso.
Desean  perderse, y entregarse,
tejiendo caricias de miel.
Y quedarse dormidos en ellos,
por siempre, en silencio,
¡derramándose!
Te beso yo en sueños.
Me besas tú, en la distancia.
Y palabra a palabra, enhebras el nido
dejando tu huella impresa en mi abrigo.
Dulce, muy dulce.
Tierno, ¡tan tierno!
Me saben tus besos a noches sin fin;
a piel encendida de locuras prendidas
bajo sábanas blancas.
Me saben a ti.
Y el olor que desprendes
lo guardo en mi piel...
Tu beso tatuado, tu aliento y tú.

¡Embriagándome!




(2 Julio 2011)



No hay comentarios:

Publicar un comentario