miércoles, 20 de julio de 2011

Recordándote con un abrazo…


Me abracé al recuerdo.
Me abracé al recuerdo de tus palabras,
de tus labios al pronunciarlas,
de aquella mirada intensa que me enamora.
Me abracé, sí.
Allí donde no existen las distancias,
donde cada día amanece
y donde cada día el sol sale.
Y donde la luna,
dama blanca por excelencia,  
es escenario de noches
capaces de mostrar
las escenas más prodigiosas
que jamás se puedan soñar.
Me abracé entre los pliegues
de tu sonrisa al besarme,
entre los brazos que cogidos
estrechaban mi cintura,
entre las caricias que se perdían
en la humedad de un recóndito paraíso.
Me abracé a tu cuerpo, a tu piel;
con las ganas y con el deseo de no soltarte.
Y abrazada a ti me abracé al gemido,
al eterno y risueño gemido;
y atrapé su último suspiro en mi garganta,
como un halo de éxtasis para el recuerdo.
Me abracé, sí, me abracé a ti,
entre el recuerdo de un abrazo,
y con una sonrisa en mis labios.
Por siempre, tú, entre mis recuerdos.





(20 Julio 2011)

9 comentarios:

  1. Bones de nou!!
    se que per aqui no es per parlar pero no ting altre manera!
    llegire el de "once minutos"

    gràcies!
    abraçada!
    namaste!

    ResponderEliminar
  2. T'encantarà !!! Segur que sí, ja ho veuràs.
    Gràcies a tu!

    Abraçada! Namasté

    ResponderEliminar
  3. Quan el llegeixi ja et donare la opinio, que segur que sera bona si mel recomanes tu.

    gràcies de nou!

    vagi be!!

    Carles!

    ResponderEliminar
  4. Molt bé! Ja m'ho sabràs dir, Carles L. :)

    ResponderEliminar
  5. Segur que si!!ja veuras!!;)

    ResponderEliminar
  6. Na nit!essència!;)

    fins aviat!

    ResponderEliminar
  7. Abrazos que llegan con tus cálidos versos que abrigan el alma, es bellísimo el poema, te felicito essencia por tanta esencia en tu blog.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  8. María, gracias por tus palabras y por tu paseo en mi blog. Creo que yo también disfrutaré de esos paseos en esos dos hermosos blogs que tienes.

    Mil besos.

    ResponderEliminar