miércoles, 14 de septiembre de 2011

Dile a la luna...


Estoy celosa de la luna, sí, lo estoy. Estoy celosa de ella, de esa espléndida dama blanca, de su mirada enamorada, de ese brillo que la envuelve. Estoy celosa porqué yo no soy como ella y por qué a mí no me cubre un manto de estrellas. Estoy celosa, pero a la vez, yo la quiero. Sí, la quiero. 
Es hermosa, muy hermosa. Me tiene presa cuando es luna llena. Me pierdo en esa mirada enamorada que ella tiene, me pierdo en su luz, en su brillo, me abrazo a ella y la acaricio. La acaricio con suavidad. Y la envuelvo así, así como puedo envolverte a ti con un abrazo. Me acurruco en ella y soy feliz. Soy feliz por qué ella me tiene a mí y yo la tengo a ella. Soy feliz solo de verla, de saber que cuando se va, siempre acaba regresando. Soy feliz al contemplarla. Y soy feliz cuando hablo de ella.
Quisiera ser luna y brillar con luz propia, quisiera ser pero no lo soy. Pero me basta tan solo con observarla y llenarme de ella, de su magia, de su luz, de su radiante belleza. Me basta con admirarla y saber que nunca me va a fallar, aunque yo esté celosa de ella... de mi preciosa dama blanca.



Dile a la luna, que tú, me sueñas envuelta en saliva,
...rocío que guardas siempre en tus labios.

Dile a la luna, que tú, me sueñas desnuda abrigada a ti,
abrigada a tu cuerpo, piel con piel.

Dile a la luna, que tú, sueñas conmigo, siempre conmigo.

Dile a la luna, pregúntale, por qué es ella quién vela tus sueños.

Dile a la luna, pregúntale haber, si es que está celosa de tus besos,
de tus manos acariciando mi piel, de tus sueños cada anochecer...
si está celosa de mí, pregúntaselo.

Dile a la luna, pregúntale el por qué, ella nos mira,
porqué ella nos contempla continuamente al amarnos tú y yo.

Y dile a la luna también, que yo le tengo celos porqué tú te hablas con ella
y ella nos mira a los dos... en tus sueños.

Pero dile a la luna, que tú, que tú eres quién me amas, 
y que yo, te amo también.

Díselo a la luna, ...¡amor!

Y díselo, con el corazón.



"¿Será la luna? ¿o eres tú?
Será la luna, o es tu recuerdo que prende cada noche después del atardecer.
Será la luna que me llena de magia, que penetra en mi ser, que invade mis sentidos.
Será ella que me cubre con su manto de luz y terciopelo todas las noches cuando es luna llena.
Pero eres tú, eres tu quién me abrigas entre tus brazos, quién acaricia mi piel, quién renace en mi cuerpo y muere en mi gemido.
Eres tú quién me amas cada anochecer.
Eres tú, y es la luna que nos contempla al amarnos.
Y es la luna la que vela por nosotros. Así, toda ella, grande, espléndida... dama blanca por excelencia... luna llena.
Es la luna y eres tú... ¡mi amor!"




12 Septiembre 2011 ...luna llena.

2 comentarios:

  1. Dile a la luna...,muy profundo y a la vez dice mucho.

    felicidades de nuevo!!

    te invito a ver este video

    http://www.youtube.com/watch?v=rAn4gZCd4HY&feature=related

    un abrazo!!!

    ResponderEliminar
  2. ¡Gracias, Carles!

    Y gracias también por el enlace :)

    Un abrazo !!

    ResponderEliminar