lunes, 10 de octubre de 2011

Noches de vino y rosas…

Noches de vino y rosas...


Se respira a nostalgia 
y a amor derramado 
en una copa de vino. 
Se respira la ausencia 
y mientras te llenas de mí 
con el recuerdo 
del sabor de mis labios, 
del perfume eterno 
de la piel que me cubre... 
¡embriagándote! 
Y te sabe a capricho atrapado 
en tu cuerpo. 
Y devoras recuerdos usados 
de tanto saber amarme, 
amor, 
y se respira. 
Se respira momentos 
que saben a poco, 
que saben a mucho, 
que saben a todo, 
y se cubren de celos, 
y te cubren de ansia. 
Se respira al sabor 
del eco atrapado 
en tu garganta, 
y entonces tú exhalas 
el último suspiro 
mascando el deseo, 
mordiendo las ganas. 
Y el grito se ahoga, 
y habla el silencio. 
Se respira a silencio apagado 
en algún rincón de tu boca. 
Y sueñas de nuevo 
bebiendo de la copa. 
Son noches de vino y rosas. 

"Y se siguen respirando… 
en tus labios, 
en mis labios. "




(9 de octubre del 2011) 

No hay comentarios:

Publicar un comentario