domingo, 4 de diciembre de 2011

En estado puro...


Que roben tus manos mi piel,
que las caricias se apoderen de mí… 
y de mi aliento.
Haz del silencio melodía,
y de mi cuerpo,
deseos al viento.
Hazme de una vez…
¡toda tuya!

Entre sábanas de blanco satén,
renace una rosa...
...en estado puro.





(21 de noviembre de 2011)


2 comentarios:

  1. No dejes nunca de respirar
    de aquello que siempre nos alimenta.
    Amar es la posibilidad de luchar,
    crecer y quizás un día morir
    con el alma llena.
    Marta Aubà.

    Me encató tu poema.
    Muchas gracias por leer los míos.
    Mil besos

    ResponderEliminar
  2. Gracias Marta.
    Es un verdadero placer.
    Mil besos

    ResponderEliminar