sábado, 28 de enero de 2012

Atrevida...


Atrevida… 
la palabra insinuante 
me desnuda. 
El verbo me penetra 
deshaciendo cada letra 
en mi garganta; 
elevando el gemido, 
deshaciéndose en suspiros, 
atrapándome en sus redes. 
Y tú, 
deshaciéndote en las mías, 
…prisionero. 






(23 de enero de 2012) 

No hay comentarios:

Publicar un comentario