viernes, 6 de enero de 2012

im-POSIBLE



Aunque el ‘terreno’ no sea el más propicio, aún así… siempre habrá lugar para que brote la esperanza.


Por nosotros.
Por todos y cada uno de los sueños que tengamos por cumplir.
Por cada deseo que florece entre nuestros brazos, y el miedo paraliza.
Por las veces que caemos.
Y por las tantas que nos vamos a levantar.
Por los ‘nos’ que recibimos como respuesta, negando nuestra ‘fuerza’,
negando el ‘empuje’ que sí poseemos, ¡nosotros podemos, claro que sí!
Por cada mentira que cubre la verdad,
al fin y al cabo… todo cae por su propio peso.
Por las lágrimas vertidas en los días grises,
y por esa sonrisa que solo tú sabes sacarme.
Por los amigos que ‘tiran’ de nosotros,
aunque a veces la distancia pueda ser larga…
¡también va por ellos!


Nunca perdamos la esperanza de poder realizar nuestros sueños, aunque haya personas a nuestro alrededor minimizando nuestros valores… ¿quién son ellos para negarnos nada?
Plantemos semillas de esperanza, ilusión, amor, sueños… nos sorprenderá el resultado. No importa cuál sea el ‘terreno’, lo que importa de verdad son las ganas. Difícil es creer, pero debemos confiar en nosotros mismos, día a día, sin prisas, pero sin pausas. Y con quién mejor que realizar nuestro camino que con los verdaderos amigos, aquellos que siempre están a nuestro lado, aunque la dicha no nos acompañe. Lo he dicho varias veces, la palabra AMIGO se utiliza muy a la ligera. Amigo no es cualquiera, es alguien muy especial. La vida, las circunstancias, te hacen ver de verdad quienes son. Unos vienen, los vas conociendo, y se quedan. Otros, sin embargo, se apean de la estación…  estos, nos dejan lecciones por aprender. Hay, quienes desde que nacemos, siguen  a nuestro lado hasta finalizar nuestro ‘viaje’…que alegría que así sea.
Dicen que quién tiene un amigo tiene un tesoro, y me gustaría decir que yo tengo miles, pero no, mis amigos de verdad se cuentan con los dedos de las manos, y esos sí, esos sí que son un  bendito tesoro.  

Esta frase inicial no deja de ser una llamada de aliento para todos nosotros... y siempre va bien recordarla. 






(4 de enero del 2012)

2 comentarios: