jueves, 4 de abril de 2013

Pensamientos en rojo...


Si tuviera que decir un color, este sería el rojo. No porque me vista precisamente de él. Simplemente porque es el que mejor define mi esencia. Siento pasión por el rojo y por todo lo que su nombre conlleva. Todo color tiene sus aspectos positivos, y como no, también negativos. Habrá que sacarle, pues, punta al lápiz en este último aspecto. Siguen un día más mis pensamientos más rojos… todo tiene un ‘por qué’.




Pensamientos en rojo…

Ayer robé tu sonrisa de entre mis letras. Hoy puede que el llanto te acaricie la piel. No dejaré indiferentes tus sentimientos. Hablaré. Hablaré de mí, de ti, de él si hace falta. Hablaré de todos y no hablaré de nadie. Hablaré del tiempo, de la vida, de lo que me sucede. Me refugiaré en mis pensamientos, y dejaré que la pluma se deslice suavemente sobre una hoja en blanco. Robaré al verbo que se pose en tu cuerpo. Robaré a la palabra que logre acariciar tus labios; y te besaré. Besaré tu boca sin desperdiciar ni una sola letra a través de todo lo que hoy se deslice de entre mis dedos. Seré el canal que permita al deseo habitar, primero en mí y, después en ti hasta tus adentros.
Hasta el final del último suspiro de tu aliento… ¡sin piedad alguna!

Sobre la retina del tiempo resta una hermosa entrega aún por escribir…
Un día más, y pienso en “rojo”.




(Pensamientos en rojo,2013)


No hay comentarios:

Publicar un comentario