lunes, 21 de octubre de 2013

Hastío...



Reza una frase que: “la vida no se mide por las veces que respiras, sino por los momentos que te dejan sin aliento."  Y existen momentos, pero también existen personas. Hay quienes en esta vida te ‘prestan’ su calor, pero también las hay que solo logran ‘calentarte’. Y la diferencia está en saber con quién compartir esos momentos. Nada sucede por casualidad.
La vida es ese ‘algo’ más que todos solemos buscar. Y yo hoy ando buscando ese frío donde poderme abrazar. El otoño promete pasar de largo.


A veces siento, pienso, me expreso... y a veces también grito a través de mi pluma.



Hastío...

Arañar, morder, gritar (hasta rabiar); dejar al eco también hablar. Abrazarse al silencio: pero jamás... ¡jamás callar! Más tarde, (quizá), romper a llorar. Rebelarse; igual que el verano en pleno mes de octubre.
Cómo extraño el frío en este tiempo... (tan solo el frío).






(Hastío, 2013)

No hay comentarios:

Publicar un comentario