viernes, 1 de agosto de 2014

Puentes en el alma...

© Fotografía: Eric LaFForgue.





Eran puentes construidos
desde un pretérito pluscuamperfecto
en un tiempo habido y por haber.
Era el verbo deseado,
la rutina acontecida,
huesos de palabras acostumbradas
a sembrar sin el pensar.
Eran de esos restos de inocencia
en lo más recóndito del ser.
No son ciegas aquellas manos
que por hallar,
no paran de buscar.
Y no es ciega la mirada
que por ver,
no deja ya de mirar.
Son sus ojos esa ansiada libertad…



(Puentes en el alma, 2014)


No hay comentarios:

Publicar un comentario