jueves, 25 de diciembre de 2014

Te vas...


Te vas otro año más
y hoy tan solo eres
una vieja hoja arrugada del calendario.
Y ayer lo que fuiste
es en lo que hoy te has convertido,
en el abrazo de la palabra recuerdo.
Aquellos recuerdos que
distinguen el olor a colonia
al del perfume,
aquellos que crean desvelo,
aquellos que queman,
aquellos que se marchitan,
y aquellos que son de lágrima fácil
y logran vestirte con una sonrisa.
Te vas, te vas este hoy
y el año que viene regresas,
y mañana todo vuelve a ser nostalgia,
y mañana vuelve a ser hoy,
y el hoy es el final,
y también es el comienzo.
Te vas como el último de mis versos,
sin rima,
pero con la dosis justa de melancolía.
Te vas sin mirar hacia atrás
y con las alas puestas,
y regresas…
siempre lo haces,

Lo sé.


(Te vas, 2014.)



No hay comentarios:

Publicar un comentario