jueves, 7 de marzo de 2013

Diálogo con el silencio...




Silencio.
Absoluto e impoluto silencio.

Y una pausa para escuchar.


Calla.
Por favor, calla.
Que el silencio no se ha hecho para molestar.

Escucha.
Por favor, escucha.
Que el silencio pide a gritos toda tu atención.

Habla.
Por favor, habla.
¿A caso no te das cuenta que el silencio te pregunta?


Silencio una vez más.


Mira.
Por favor, mira.
Y ahora piensa, ¿qué vas a decir?


No te calles, esta vez…
te toca a ti.





La importancia del silencio, del respeto, del turno de palabra. La importancia de dejar hablar y de escuchar, de que te dejen hablar y de que te escuchen. La importancia del diálogo por sí mismo, de un café en buena compañía, de momentos de silencio, de recuerdos compartidos. La importancia de todo eso y, de mucho más…





(Diálogo con el silencio, 2013)

No hay comentarios:

Publicar un comentario