miércoles, 24 de octubre de 2012

Sin fronteras...


Nada se dibuja en el horizonte.


Toda línea,
toda curva,
se limita abiertamente
a la extensión de tu cuerpo.


En cada pliegue de tu piel
reza el ocaso.


Y la noche se abandona, vehemente,
al deseo.


Sin fronteras.





(Octubre 2012)

No hay comentarios:

Publicar un comentario